Otra plaza inacabada

|

EL conflicto se avecina con la plaza de Armas. Al igual que ocurrió con la de España, que sufrió múltiples reformas, según los cambios en el palacio municipal, es de suponer que si llega otro partido al poder realizará su propio proyecto. Es lo habitual, tanto en Galicia como en Fuerteventura. No estaría de más que hubiese consenso entre las formaciones para que no haya que tirar el cemento varias veces y desandar lo andado, ya que no es una obra menor. A ver si cuando se conozca el diseño final existe algún tipo de concordia para no molestar a los vecinos y visitantes durante varios años, por una acción de gobierno que se debió haber hecho hace muchos años, cuando se comenzaron a reformar las ciudades...

Otra plaza inacabada