Pedro Sánchez y Venezuela

|

ecientemente, el presidente de Gobierno español “en funciones”, dio una gira por algunos países de América Latina. Algunos, han sugerido que lo del viaje fue una excusa para alejarse del foco mediático de los medios de comunicación en España ante los diversos problemas que le han empezado a surgir.
Pero lo de su “gira turística” no sería tan buena. Por lo general, si un jefe de Estado, va a algún país, tras sus diversos encuentros oficiales, por obligación tiene que atender a los medios de comunicación locales y extranjeros. 
Así que su jugada de pasar por desapercibido y escurrir a la realidad de lo que pasa en España y en el mundo no ha tenido gran éxito.
Una cosa de actualidad en todos esos países que visitó es la crisis de Venezuela, en donde en menos de un año más de dos millones de venezolanos han salido huyendo de la dictadura de Maduro. Muchos periodistas, con ese tema de actualidad, preguntaron a Sánchez la posición del nuevo Gobierno español y éste sale con aquello de que “Venezuela tiene que abrir un diálogo consigo mismo, entre venezolanos, para encontrar una solución a esta crisis política”.
Los periodistas se quedan perplejos ante la repuesta de Sánchez. ¿Qué crisis política? 
Sucede que si ahora Venezuela está en el tapete no es por la crisis política. Es por el hecho de que hay millones de refugiados en condiciones infrahumanas que han huido de su país. 
Venezuela, hoy tiene una gran crisis humanitaria. Lo de la crisis política ha quedado en segundo plano. Y con la repuesta del señor Sánchez pareciera que da a entender que no ve la tele, o no lee los periódicos, o no se entera de nada. Peor aún, es que ha estado en países en donde el tema del día son los refugiados venezolanos.
A ver..., lo del señor Sánchez tiene una razón muy sencilla para entender su clara posición frente a Venezuela. Sánchez, llegó a jefe de Gobierno gracias a lo que algunos catalogan, como un “golpe de Estado”, gracias al apoyo “condicional” del partido Podemos, encabezado por el confesado radical “chavista español” Pablo Iglesias. 
Es por ello que el señor Sánchez, a la hora de hablar de lo que pasa en Venezuela, se cuida mucho de no decir algo que no le pueda gustar a su aliado Pablo Iglesias. 
En fin, hoy la visión oficial del gobierno socialista, que es la que impone su aliado de Podemos, es que en Venezuela hay un gobierno democrático. Y si no, pregúntenle al expresidente socialista español Rodríguez Zapatero (compañero de partido de Pedro Sánchez), quien se ha dedicado desde hace algún tiempo a “mediador” pagado por Maduro, en Venezuela. Y eso no lo digo yo. Lo afirma toda la oposición venezolana.

(*) Fernando González Meléndez se identifica como “periodista exiliado venezolano”

Pedro Sánchez y Venezuela