La conjura de los enanos de la NBA

|

LA galería de especímenes peculiares de la NBA nunca deja de crecer. A ella acaba de sumarse JaVale McGee, un pívot de 2,13 recién fichado por los Lakers, que se siente víctima de una conjura. Según su teoría, la Liga estadounidense de baloncesto no quiere tipos altos en las pistas. La competición apuesta por el “small-ball” –falta de juego cerca del aro y mayor movilidad de los exteriores– y solo quiere enanitos sobre la cancha. Vamos, como en el minibasket. A ver si van a tener razón quienes aseguran que los tipos muy altos razonan de aquella manera porque el corazón no tiene fuerza suficiente para enviarles la sangre necesaria al cerebro. FOTO: javale mcgee | aec

La conjura de los enanos de la NBA