Ciencia en los bares

|

i le preguntamos a cualquier su opinión acerca de la ciencia, las respuestas que nos daría seguro que no nos iban a sorprender. 
Es posible que nos hablara de la importancia que tiene el conocimiento para el desarrollo de la sociedad. Incluso alguno nos diría que es algo fascinante, aunque esto con la boca más pequeña. Porque en general se considera que la ciencia es algo complicado y que no todo el mundo es capaz de entenderla, sobre todo en estos tiempos que corren donde su crecimiento está alcanzando un ritmo exponencial difícil de seguir.
Para conseguir romper esa barrera que hay entre el científico de laboratorio y el ciudadano de a pie, nació hace algunos años “Pint of Science”. 
Se trata de un evento de divulgación masivo en el que se busca traducir ese lenguaje aburrido y complicado por otro más asequible a todos los públicos. 
Como este hay muchos otras iniciativas que buscan acercar la ciencia, pero “Pint of Science” tiene un peculiaridad que lo hace diferente: el escenario en el que se desarrolla.
Estamos acostumbrados a que desde la barra de un bar haya siempre el cuñado de turno que sabe bien como arreglar el mundo o que tiene la clave para que España gane el Mundial de fútbol otra vez. No lo estamos tanto a que nos hablen de física cuántica o los avances de la inmunoterapia para la cura del cáncer. Pero eso es precisamente lo que se hace en “Pint of Science”. 
Aprovecha un escenario tan diferente para conseguir que, a través de experimentos, demostraciones en vivo, monólogos científicos, espectáculos y proyecciones se consiga que la ciencia se haga un hueco más grande en nuestras vidas diarias.
En esta edición que acaba de celebrarse la pasada semana un total de 73 ciudades españoles, trece más que el año pasado, pudieron disfrutar de las charlas de 784 científicos. No se trata de algo solo de aquí, no se vayan a pensar que eso de los bares es patrimonio nuestro exclusivo. 
El evento se celebró en cerca de 400 ciudades de todo el mundo, pero por una vez hemos estado en lo más alto del ranking y solo en Brasil consiguieron superarnos. 
En total más de 25.000 asistentes en España que de primera mano comprobaron que es cierto que la ciencia es atractiva y fascinante, sobre todo cuando se sabe explicar bien. Un brindis por iniciativas como esta que nos acercan de verdad la importancia del trabajo de los laboratorios.
 

Ciencia en los bares