LA EUROPA SOCIAL

|

El 9 de mayo de 1950 nacía la Europa comunitaria y los valores de Paz y Solidaridad eran la piedra angular de la construcción comunitaria. Hoy en día, gracias al nuevo contexto económico globalizado, el compromiso social está quedando olvidado, y prueba de ello son los más de 23 millones de ciudadanos de la Unión Europea que se encuentran en situación de desempleo.

Por suerte para muchos responsables políticos y sociales, Europa no tiene sentido sin su modelo social y sin los valores que propugna el tratado inicial. Apuestan por seguir luchando por la sanidad, la educación y el empleo que son ejemplo y la base de un modelo social que no tienen en ninguna otra parte del planeta.

No parece lógico que sean los enfermos, los parados o las personas mayores las que tengan que pagar la voracidad del sistema financiero internacional, máximo responsable de la actual situación de pobreza y desigualdad creciente.

La Europa social es una necesidad creciente, desde una perspectiva optimista y a través del diálogo conjunto no hay más remedio que buscar y encontrar alternativas diferentes para combatir la creciente desigualdad y la miseria que tanto abundan en los 27 países comunitarios.

Tendríamos que fortalecer las instituciones y la legislación comunitarias para proteger y potenciar tanto el mercado único (economía), como la Europa para los ciudadanos (bienestar), de lo contrario no tiene ningún sentido continuar celebrando el día de Europa como una efemérides con futuro.

LA EUROPA SOCIAL