El jamón

|

Esperanza Aguirre, que en más de una ocasión ha calificado a los sindicatos como instituciones caducas y perjudiciales, ha colgado en su cuenta de Twiter la foto de un señor cortando jamón en una sede de CCOO.
La imagen se ilustra con frases despectivas porque parece que, en su opinión, los trabajadores deben comer preferentemente bocadillos de sardinas en lata, pollo y vino peleón de Cariñena.
A la madrileña le ha salido una aliada, la alcaldesa de Cádiz, indignada porque algunos gaditanos que solicitan ayuda alimenticia tienen cuenta en twiter. Supongo que el siguiente pantallazo será la foto de un sindicalista con ropa Burberry´s o conduciendo un coche de 15.000 euros. Un espectáculo antinatural y antiestético para una derecha que históricamente nunca ha tenido problemas en reconocer lo bien conjuntada que iba la clase obrera con  blusa, boina y alpargatas.

El jamón