UN LÍO INNECESARIO

|

Hay que repetir las elecciones. No podemos seguir así. La oposición pidiendo comparecencias de ministros y los ministros negándose a comparecer alegando que el Gobierno está en funciones. No es serio. Bastaría un mínimo de sentido de Estado para resolver este conflicto. ¿Saben sus señorías que hablando de instituciones tenemos una que responde al nombre Consejo de Estado? ¿Saben que la mayor parte de sus miembros son juristas de prestigio y otros son políticos que ya están más allá de las debilidades partidistas? ¿Qué costaría evacuar una consulta con la disposición a dar por bueno el dictamen? ¿No les parece a los diputados de la oposición y al Gobierno en funciones que acudir al Constitucional es una exagerada forma de llamar la atención?
Hay mucho de teatro. Es cierto que la esencia del sistema parlamentario es la separación de poderes y el control del Ejecutivo por el Parlamento. También que la situación creada tras la fallida investidura de Sánchez y la táctica seguida por Rajoy al dar a entender que podría presentar su candidatura sin concretar el paso a la espera de contar con apoyos que no se avizoran creó una situación inédita. El Gobierno en funciones aduce esa provisionalidad para eludir el control amparándose en que no hay norma escrita que obligue a comparecer y no quiere que cada sesión se convierta en un mitin preelectoral.
La oposición recuerda que el Gobierno sigue tomando decisiones. Cada parte cree tener razón. No se dan cuenta de que cada vez es mayor el distanciamiento de los ciudadanos respecto a la clase política. La última encuesta del CIS es ilustrativa. Apenas un 2% consideraba que era un problema que España estuviera sin Gobierno Ante semejante panorama, lo mejor es repetir las elecciones. 

UN LÍO INNECESARIO