Nos fríen

|

No es así como se puede relanzar la economía y con ello inversión y la creación de empleo. Todo son dificultades y exprimir al máximo al sufrido ciudadano-contribuyente.
Aparece ahora, sin explicaciones, debate, ni justificación y con total oscuridad una ordenanza para la ITE de las edificaciones, sin aclarar si esos 300 euros es por edificio o vivienda y dando un plazo de un mes para que la obligatoria revisión de edificios de más 50 años se efectúe, y sin exponer el padrón. Peor planteamiento del atraco municipal no se puede hacer. Pero hay más. Las revisiones van a dar como resultado realizar una serie de obras que suponen otro desembolso y además con el abono de licencias y otras que aumentan considerablemente  el gasto obligatorio. Nos fríen y, por el contrario, los ingresos familiares disminuyen o se mantienen. Además del certificado energético y un IBI más que abusivo y creciente, ¿hasta dónde va a poder soportar la ciudadanía estos atracos? Todo tiene un límite.

 

Nos fríen