¿REACCIÓN EN NAVANTIA?

|

La presión social, tanto en el ámbito político como sindical y ciudadano, parecer haber hecho recapacitar a Navantia sobre la oportunidad de presentar lo que ya ha dejado de ser un plan industrial para convertirse en un mero documento de futuro para el grupo naval público. Su conclusión es que “poco ahorro se puede conseguir sin ocupación”. Y es que, evidentemente, de nada sirve articular medidas que solo pueden funcionar cuando existe carga de trabajo, algo que, por otro lado, como ayer trascendió tras la protestas de delegados sindicales del grupo en Madrid, continúa supeditado a la decisión de Pemex y al concurso con Turquía. Insiste la empresa que preside José Manuel Revuelta en que los gaseros no están perdidos, por lo que también aquí toca esperar. No dicen nada, sin embargo, del dique flotante, sobre el que Bruselas han pedido a Madrid más documentación.

¿REACCIÓN EN NAVANTIA?