:::: SABADO ::::

|

 La novela del contrabando de  tabaco de batea

JOSÉ Ramón Barral fue alcalde de Ribadumia por cuenta de la AP de Manuel Fraga. Pasó con el viejo león vilalbés los cupos democráticos y se mantuvo en la cresta de la ola durante 18 años, que suenan a biografía necesitada de un homenaje oficial, con medalla incluida. El adinerado persoeiro faenaba en la costera del contrabando de tabaco, una actividad casi legal bien retribuida y apreciada socialmente. Practicaba el mecenazgo y los votos entraban en la urna con pasmosa facilidad. De las bateas colgaban los fardos con el rubio extralargo, sin peligro de mareas tóxicas y cierre de parques. Nené, apodo cariñoso del valioso vecino, fue pillado, al estilo de los cinematográficos capos, por un descuido fiscal en negocios eólicos cerca de Hong Kong, que ya es alejarse mucho de su terruño. También le tentó la acuicultura en Chile, pudiendo afincarse en la cercanía de cabo Touriñán como pretendía el lobo de Chapela, Fernández de Sousa, gran camelista de Pescanova, con el marcaje estricto y quizá riguroso del bipartito de Touriño. El tal Nené movió unos breves millones de pesetas por paraísos jurásicos financieros y el fiscal Santaló, atento a la jugada, quiere sentarlo en el banquillo junto a otros familiares. Una historia pionera que se puede perder para un serial de la telegaita salvo que aparezca un juez como el señor Taín, de pluma fácil y gramática novelada, que coloque en las librerías el fiel relato de un honrado contrabandista. Ahora, que el negocio está en manos de las mafias y ha degenerado hacia las peligrosas drogas, las simpatías vuelven en pos de estos artistas del escapismo ante Hacienda, como aquellos ribereños que cruzaban antaño el río Miño con los sacos de café. Solo se trataba de tabaco…

 El año nuevo de la corrupción

DA un poco de miedo pensar que el 2015 que acabamos de estrenar se inicia con 150 casos por corrupción abiertos en los diferentes juzgados del país. Una cantidad de trabajo ingente que les queda a sus señorías si quieren poner a buen recaudo a quienes abusaron de su condición de trabajadores de lo público. La cuestión es saber al final, cuántas de las causas terminan con condena firme.

 Jacinto Rey vuelve a sus orígenes por Navidad

LOS afanes expansionistas de Jacinto Rey tienen similitud con los de otros potentes empresarios que al calor de las plusvalías del ladrillo quisieron convertirse en reyezuelos del sector. Rey era dueño de una constructora con razonables beneficios pero en 2007 se dejó llevar por la ambición e hincó el diente en Parquesol para dar el salto a la Bolsa. La operación fue financiada por los bancos y a los pocos meses estalló la burbuja que ha tenido al promotor gallego al borde del desastre. Ahora, el amigo de Anxo Quintana y exeditor de xornais en vernáculo, vuelve a sus orígenes. Pierde el chiringuito inmobiliario, sacude una deuda de 1.600 millones y hará frente a los estropicios colaterales con una empresa saneada de tipo medio que ingresó 225 millones en nueve meses y mantiene contratos diversificados por más de mil millones. Las aguas han vuelto a su cauce y el espíritu arriesgado del emprendedor enxebre habrá aprendido la lección. Prudencia, prudencia querido Jacinto, que le diría su buen amigo y benefactor Manuel Fraga sentado en la popa del megavelero que el constructor tiene aposentado en Sanxenxo.

 Caballero se eterniza en la alcaldía mientras Feijóo busca candidato

LAS obvias carencias de banquillo en el PPdeG de Vigo permiten al alcalde socialista Abel Caballero extasiarse en la épica de la gobernanza y afirmar que piensa convertirse en el regidor perpetuo de la ciudad. De momento da por ganadas las elecciones del próximo mes de las flores y pone en el calendario el recunque seguro para 2019. Le queda tiempo a la tropa de arabistas que ha contratado Alfonso Rueda para frenar esos ímpetus vitalicios del puntilloso dirigente y buscar debajo de las algas de la ría viguesa algún pez con finas escamas capaz de modificar la trayectoria recta de colisión que sigue el cometa Caballero. Tarea de titanes en la que se enredó por devoción futbolística el mago Louzán y fracasaron los perspicaces arriolas enviados por Rajoy para trabajar al alimón con los ninjas electorales de Pilar Rojo. Quienes pisan a diario la alargada sombra de Feijóo y conocen sus horarios, costumbres, amistades y vacilaciones aseguran que da por perdida la plaza marítima de Vigo. Algo impensable en un loitador permanente que ganó el delfinato y la herencia política de Fraga tras reñida batalla, por lo bajo y por lo alto, a contrincantes de tanto fuste y maña como Cuiña, Baltar I, Cacharro y Xosé Manuel Barreiro… ¿Ha perdido facultades o el cansancio ha erosionado sus arcaicos ímpetus?

 El sistema de salud resiste el virus

UN peligroso virus, que los montaraces guardianes de los secretos celtas creen aliado con Pablo Iglesias, desborda los pasillos, las camas, las urgencias del sistema enxebre de salud y mete en un brete a la diligente conselleira del ramo que ha salido del trance atribuyendo el colapso a lo que realmente ocurre: la gripe y las infecciones pulmonares están de moda. No es problema de falta de camas, ni de personal, ni de fármacos, ni de recortes feijonianos. Es que la epidemia ha llegado sin piedad y afecta, con datos estadísticos del Parlamento, a más socialistas que nacionalistas. Pachi Vázquez, que es del gremio y ejerce el oficio cuando puede allá por los hielos de Manzaneda, tendrá que explicar por qué el PSdeG está más expuesto a los bacilos que el BNG o Beiras. Al de Anova, la vacuna de los comunistas de AGE lo tiene algo desfondado…

:::: SABADO ::::