La seguridad de las cabalgatas

|

Las plantillas de la Policía Municipal de los concellos gallegos están bajo mínimos. Es uno de los peajes que hay que pagar por aquellos planes de contingencia contra la crisis que, entre otras medidas, impedían cubrir las bajas que se iban produciendo en las plantillas aún a riesgo de que la seguridad ciudadana terminara por resentirse. Ahora, comienzan a pagarse esas decisiones y, en estos días tan señalados, las cabalgatas de reyes se han convertido en un problema mayúsculo para la mayoría de los municipios gallegos. La llegada de Sus Majestades de Oriente, seguida masivamente por niños (y, por lo tanto, por padres, abuelos y demás parentesco) suponen una situación de riesgo en la que es preciso distribuir un buen número de agentes para garantizar la seguridad de un evento que tiene que ser una gran fiesta y ciudades como Lugo, A Coruña o Vigo tienen problemas para conseguir el número de agentes necesarios.

La seguridad de las cabalgatas