Terrorismo gamberro que rozó la tragedia

|

YA hay quien habla de terrorismo gamberro, pero la realidad es que estuvo a punto de producirse una auténtica tragedia en plena Semana Santa sevillana por culpa de unos borregos (algunos de ellos auténticos delincuentes con antecedentes penales) que decidieron divertirse haciendo creer a los miles de personas que atiborraban las calles en plena Madrugá que se estaba produciendo un atentado terrorista. Afortunadamente, los heridos se recuperan con normalidad, pero son muchos los que todavía tienen el susto en el cuerpo después de escuchar los gritos de ¡Bomba, bomba! o el de ¡Alá es grande! Hasta algún ¡Gora ETA! se oyó. Ahora solo falta que los autores de semejante tropelía expliquen ante el juez los motivos de su ocurrencia

Terrorismo gamberro que rozó la tragedia