Jornadas sepulcrales

|

LA vida política ferrolana se va a tomar unos días de descanso coincidiendo con el puente actual, que algunos aprovecharon para cambiar su situación civil y otros lo dedicarán a alguna peregrinación a la ciudad herculina. En estos días libres bien podrían ponerse a redactar los orzamentos y actualizar la agenda de actividades, que está muy muerta últimamente. Tampoco es para echarse flores ni para enterrarse bajo tierra y mucho menos acabar quemado, ahora que los seguidores de Roma tienen que echar cuentas, pero un algo de acción nunca está de más en una ciudad que se ve envuelta en un silencio sepulcral cuando no es día de labor y por donde la santa compaña ni camparía. Una carrera popular por la tarde levantaría a los difuntos de sus tumbas.

Jornadas sepulcrales