Cuando los políticos no saben estar a la altura esperada

|

Es desolador comprobar el nivel de buena parte de nuestros políticos, con actitudes absolutamente pueriles que quedan mucho más patentes ahora que estamos en medio de una crisis que tendría que provocar que todos sacan lo mejor que llevan dentro. Durante semanas se han venido quejando desde el Partido Popular y Ciudadanos de que Pedro Sánchez no les comentaba las medidas que el Gobierno iba a tomar y todo pese al apoyo que ambos partidos dieron a la declaración del estado de alarma y, justo ayer, cuando va Sánchez y les llama para comentarles que tiene intención de prorrogar el confinamiento, van los dos y lo sueltan en Twitter adelantándose al presidente, como si lo que pretendieran fuera pisarle la exclusiva. Es lo que pasa cuando Gobierno y oposición deciden hacer su trabajo a base de golpes de efecto en las redes sociales. Desde luego, si para muchos españoles los políticos eran ya un problema antes de la pandemia, cuando las cosas vuelvan a la normalidad, a más de uno lo van a correr a gorrazos. Al tiempo.

Cuando los políticos no saben estar a la altura esperada