CENIZOS

|

Los que denunciamos el empobrecimiento general, la creciente precariedad laboral, el inaceptable nivel de desempleo, el recorte en derechos sociales, el abandono de los dependientes, la pobreza infantil, la corrupción, los abusos de poder, la pérdida de libertades, el éxodo masivo de jóvenes, la desigualdad cada vez mayor y la progresiva desaparición de la clase media, ahora resulta que somos cenizos, término que acuñó el elocuente Rajoy y se apresuró a hacer suyo el bien mandado alcalde de Ferrol. Para ellos la recuperación, basada en décimas de PIB, es más importante que la masacre social cometida por sus torpes manos. Pues muy bien, yo soy un cenizo, lo reconozco, pero ellos son algo peor, son los responsables del sufrimiento de mucha gente, ante el que se han vuelto ciegos y sordos, y muy especialmente quien afirma ufano la recuperación siendo el máximo dirigente político de una ciudad que agoniza con un 57% de la población inactiva y más parados que ocupados.

 

CENIZOS