Alcaldes

|

La democracia es una cosa muy curiosa, porque siendo el gobierno de la mayoría, algunos pretenden convertirlo en el gobierno de la minoría, con la coartada absurda de que sea la minoría mayoritaria. Pues bien, si las cosas son así, y un alcalde obtiene el 40% de los votos como lista más votada, ¿Qué pasa con el 60% que no le votó?, pues sencillo, ese 60% que obviamente es amplia mayoría, se resigna a ver reducido su voto a la nada, porque para algunos, ese 60% no puede pactar, ni acordar fórmulas de gobierno alternativas a la lista minoritaria más votada. ¿Cómo encaja eso con el concepto democrático? Pues simplemente no encaja. Impedir que las fuerzas legítimamente representadas en un concello, pacten, coaliguen y gobiernen es antidemocrático y un ataque directo al principio “un ciudadano un voto”, porque con la fórmula que el Gobierno pretende imponer, el voto de cada ciudadano del 40% valdría más que el de cada ciudadano del 60% restante. Todo por perpetuarse en el poder.

 

Alcaldes