Los galones ya se ven en el Deportivo

|

ENEKO Bóveda, ¡afortunado él!, no es un futbolista al uso. Sus inquietudes cuando está fuera del campo de juego van más allá del fútbol. Estudia Fisioterapia, así que disfruta de sus horas libres entre libros y no ante la Play, lo que, por cierto, le asegura un futuro brillante cuando llegue la hora de la retirada. Pero además es un tipo comprometido; tenía la opción de marcharse libre del Deportivo, pero ha decidido seguir y cumplir los dos años de contrato que había firmado. Varias conversaciones con Carmelo del Pozo sirvieron para que decidiese continuar. Tanto el jugador como el director deportivo ya pueden empezar a lucir galones.

Los galones ya se ven en el Deportivo