DE CLINT EASTWOOD A RAJOY

|

“¡Viva la palma! ¡Viva la Flor! ¡Viva Pedro Madruga de Soutomaior!”. Y precisamente allí, en Soutomaior, junto a los paramentos y cimeras de aquellas murallas del legendario Churruchao el bueno de Rajoy fue él que dio el banderazo de salida para la campaña de las elecciones gallegas. Frases de Rajoy sin vuelta de hoja: “La economía estará mucho mejor en junio de 2013 si el Gobierno sigue haciendo los deberes”.

A Rajoy le traicionó el subconsciente. Debió decir “Si Merkel quiere”, porque ella es su jefa natural. Dijo también Rajoy que en 2018 llegará el AVE a Galicia y se le pasó por alto advertir que para ello hacen falta mil millones cada año de aquí al 2018. Por eso nos vienen a la memoria frases esgrimidas por el actor Clint Eastwood en la convención republicana de los Estados Unidos: “Cuando uno no hace bien su trabajo, sencillamente, le tendríamos que echar”. O esta otra: “Somos los dueños de este país y los políticos son nuestros empleados”. (En España no se nota). Y otra, en un todo aplicable a nosotros: “Usted no ha hecho lo suficiente para usar la desgracia del paro”. ¡Vaya!, ni que el actor americano nos estuviera viendo por un agujerito.

Con todo y con eso, yo les adelanto que la abstención en los comicios gallegos será brutal y que el voto errante es, hoy por hoy, una auténtica incógnita que coloca a todos los líderes gallegos en incómoda situación. Sea ello lo que fuere, Núñez Feijóo tendrá que aplicar sangre, sudor y lágrimas para revalidar su ajustada mayoría absoluta. No la tiene fácil ni mucho menos asegurada y las aventuras –propias de un libro de caballerías– de su jefe Rajoy le están haciendo un flaco favor.

Vamos a registrar la abstención más alta de la historia de Galicia y don Alberto podrá obtener 37 escaños y se quedaría a uno de la mayoría absoluta. Ante un panorama político tan volátil muchos gallegos están indecisos: ¿voy a votar?, ¿por quién? Me viene a la memoria el célebre entremés de don Miguel de Cervantes: “Quisiera ser regidor, regidor quisiera ser para hacer cumplir las leyes y no cumplir con la Ley”.

DE CLINT EASTWOOD A RAJOY