O noso derbi, un ejemplo de rivalidad en el que no debe aparecer la violencia

|

O noso derbi parece que se ha convertido en una especie de gran fiesta del fútbol. De un tiempo a esta parte, aquellos energúmenos que entendían que el partido se ganaba según el número de hinchas rivales que terminaban en el hospital ha dado paso a dos aficiones que desean que su equipo gane y que son capaces de desearlo sin tener que abrirle la cabeza al que lleve una camiseta diferente a la suya. Hay rivalidad, por supuesto, pero ojalá que siga sin haber violencia. Eso sería el mejor triunfo para ambos equipos y sus seguidores

O noso derbi, un ejemplo de rivalidad en el que no debe aparecer la violencia