La música de siempre

|

NUEVA exhibición capilar de Anova en Teo, donde durante unos años reinó el coruñés que ahora gobierna Santiago, Martiño “2.0” Noriega. En el concello con nombre de personaje de cuento se presentaron el ya octogenario Beiras, que lució su pelo crecho de toda la vida, y el cuarentón Antón Sánchez, con sus trovas de heavymetalero, además, claro, del resto de la coordinadora nacional. La reunión fue apasionante. El irmandiño maior y el golfiño irmandiño arengaron a las élites anovadas con mensajes sobre la necesidad de resolver la crisis de En Marea, originariamente un espacio multicultural hispano-galaico y ahora sabe Dios qué,   a través de un proceso de construcción de la “unidade popular de Galiza”. O de sempre. Rupturismo total –se supone que también rupturismo de espellos–, para que nada cambie y todo siga igual por los siglos de los siglos. Qué bien suena ese mensaje acompañado de música de piano interpretada por Beiras. ¿Sánchez, al pandeiro?, porque la gaita o de zanfoña no le gustan mucho, ¿no? 

La música de siempre