El futuro de Pablo Casado es incierto

|

No hay muchos motivos de alegría en el PP. Resulta complicado encontrar en la geografía española algo que se pueda tomar como más que una dulce derrota. Como mucho ver como Vox se ha ido diluyendo poco a poco y, pese a que todavía resta a los populares, lo hace en mucha menor medida. En los próximos meses se tendrá que dilucidar en España quién es el representante de la oposición, si el PP o Ciudadanos. Lo que no está ya nada claro es si al frente del PP seguirá un Pablo Casado que no consiguió convencer a los votantes pese a su manifiesta marcha atrás hacia el centro. Ya se verá.

El futuro de Pablo Casado es incierto