Almodóvar

|

Almodóvar está en los famosos papeles de Panamá. Según explicó, en los años 90 su hermano Agustín, que le gestionaba la parte económica y financiera de su actividad, tomó esa decisión como tantas otras de las que caían dentro de sus competencias. Es decir, Pedro no fue, al parecer, consciente del hecho, pero aun así, dijo, asumía plenamente su responsabilidad porque la ignorancia no debe de servir de excusa. Esa actitud le honra, porque es muy distinta a la de la mayoría en casos similares (Messi, la Infanta Cristina o el ya exministro Soria, por ejemplo) que se limitan a negar y a eludir toda responsabilidad trasladándola a otros. El caso de Pedro Almodóvar no podía ser de otra manera, porque el cineasta es un icono de la España moderna, que trasciende nuestras fronteras y es respetado y admirado en todo el mundo. Por eso, si es verdad que todos podemos equivocarnos, la diferencia está en cómo se asumen las consecuencias, cómo se mira de frente a la verdad, o se huye de ella.
 

Almodóvar