::::: JUEVES :::::

|

 BNG y AGE, o sea nacionalistas y comunistas en mezcla alternativa, explican por qué no acudieron al funeral oficial que se celebró en la catedral santiaguesa en recuerdo de las víctimas del accidente ferroviario. Aseguran que en un Estado aconfesional, no es admisible un sometimiento de lo público a lo religioso. Son sus razones y hay que aceptarlas.

 A falta del homenaje civil, los socialistas se unen a la oposición para criticar lo que Feijóo denominó perfecta sincronización de los equipos de rescate. Para el PSdeG, hubo fallos clamorosos que requieren explicaciones. Y solicitan una comisión de investigación parlamentaria. Parece fogueo verbal porque la de las caixas resultó baldía y tediosa.

 ACIERTA la oposición soberanista en calificar de sucedáneo del AVE la infraestructura actual, pese a
que los sucesivos tramos fueron inaugurados con el mensaje político de la alta velocidad. Pueden leerse en algunas estaciones las placas alusivas a las
efemérides…

::::: JUEVES :::::