Un cumio que puede ser la bomba

|

DONALD Trump sabe que existe Corea; que sepa que existen dos Coreas parece más difícil, pero quizá utilizando ejemplos similares a los que se emplean con los escolares cuando están aprendiendo a sumar –manzanas, sin ir más lejos– lo haya entendido. En su caso, obviamente, se tendría que haber recurrido a algo que las mujeres tengan por pares, pero quizá así lo haya entendido y por eso quiere mantener un cara a cara con el mastodóntico presidente norcoreano, Kim Jong-un, el único gordo de su país. El cumio, en cuyo trasfondo estará el armamento nuclear de Pyonyang, puede ser de los de no me grites que no te veo.

Un cumio que puede ser la bomba