El voto de Espinar

|

QUE haya mayoría absoluta en una cámara legislativa no es, en principio bueno. Pero a veces hay que darle gracias a Dios o botar un foguetes, que en la España laica venche sendo o mesmo, de que el PP la tenga en el Senado, puesto que así se podrá bloquear la tolería que Podemos ha presentado en el Congreso con relación a la vivienda. La propuesta es una antología del disparate en versión ladrillo, que plantea, por ejemplo, la obligación de los propietarios de ceder su piso a morosos y okupas, suprimir las restricciones al alquiler y, por supuesto, despenalizar la okupación. Pues sí que se lo va a poner bien al novel especulador inmobiliario Ramón Espinar; va a tener que dedicarse exclusivamente a las mariscadas barateiras por la Galiza ceive y olvidarse de los pelotazos inmobiliarios. A ver cómo va a poder vender una vivienda de protección oficial al precio que se le ocurra. Claro que como entre sus muchos empleos está el de senador a lo mejor aún vota con los peperos y el bloqueo es más rotundo.

El voto de Espinar