La paz social se consigue respetando los acuerdos

|

n el comunicado sobre la recuperación de la paz social en la construcción naval publicado por este periódico (19-11-17) el empresario y presidente de IEN por Europa, Manuel Pérez; yo, como trabajador de la antigüa Bazán, hoy Navantia Ferrol, creo que es necesario recuperarla, pero me gustaría aclarar lo siguiente:
1º.- Pienso que todos estamos contentos con los actuales contratos con la Marina australiana y que fructifiquen los que se están negociando, puesto que esto es bueno para todos.
2º.- Sobre la  conflictividad laboral, a mi parecer, hay que tratarlo con compromiso y seriedad, no con ambigüedades. Lo contrario es hablar mucho y no decir nada. Usted da su opinión como empresario. Yo voy a exponer la mía como trabajador del sector naval.
En el año 2013 se firmó en Madrid el IV Convenio de Navantia. En asamblea, los trabajadores de la factoría de Ferrol votamos en contra de la firma de este convenio. 
Posteriormente fue denunciado y el Tribunal Supremo falla a favor de los trabajadores y lo anula. Así, automáticamente, hay que aplicar del III Convenio. La Dirección de Navantia no está cumpliendo. 
Con esta actitud de no cumplir la sentencia del Tribunal Supremo por parte de la empresa, lo que hacemos los trabajadores son medidas de presión y no colaboración (no hacer horas extraordinarias, etc.) 
Como se puede ver, los trabajadores sí estamos cumpliendo con la paz social (pues no somos nosotros los que incumplimos las sentencias del Supremo)
3º.- Sobre el conflicto de las Compañías Auxiliares, quisiera aclararle las condiciones en las que desarrollan su trabajo (no todas, pero algunas rozan la esclavitud).
¿Cómo se puede entender que para pasar a cobrar alrededor de mil euros se tengan que trabajar, como mínimo, diez horas diarias? Esto supone una pérdida de poder adquisitivo de más del 40% en los últimos diez años. Para alcanzar un salario decente en algunas de estas Compañías tienen que trabajar más de diez horas diarias, incluídos los sábados, y sufrir una precariedad total en el trabajo, pues individualmente no pueden hacer valer sus derechos ya que significaría su despido.
4º.- Creo que hay que sentarse a negociar, llegar a acuerdos en que todas las partes salgamos favorecidos, no como en la situación actual, en la que unos se llevan 70% del pastel y otros las migajas, para así entre todos y remando en la misma dirección, conseguir la paz social que tanto necesitamos y crear puestos de trabajo en Ferrol para esta generación que nos está pidiendo paso. De lo contrario, esta comarca se convertiría en el geriátrico más grande de España.
Quiero ser optimista, como el presidente de IEN por Europa, para levantar la economía y puestos de trabajo en esta comarca. Pero para esto es necesario más compromiso por la parte empresarial, que lo único que hizo en esta crisis fue llenarse los bolsillos. Y que se empiece a notar que la recuperación económica es para todos.

La paz social se consigue respetando los acuerdos