Reciclaje de medicamentos

|

En la lucha contra el cáncer, uno de los mayores retos a los que se enfrentan los investigadores es el de impedir la metástasis. Esta se produce cuando se desprenden células del tumor original, viajan por la sangre y acaban diseminando la enfermedad en otros órganos diferentes al de su ubicación primaria. Cuando se produce la metástasis, supone tener que volver a empezar con los tratamientos, con la dificultad añadida de encontrar todas las nuevas ubicaciones de la enfermedad antes de que estas crezcan demasiado. Todo esto se traduce en una reducción de la supervivencia de los pacientes.

Por eso, cada nuevo descubrimiento que se hace para entender mejor este mecanismo y conseguir atajarlo antes de que se produzca es recibido con gran felicidad entre la comunidad científica. La última noticia ha venido en esta ocasión desde la Universidad de Basilea en Suiza. Allí han logrado descubrir que cuando las células tumorales viajeras están agregadas, estas pierden su capacidad de genera un tumor.

Sin embargo, muchas veces descubrir un nuevo mecanismo solo supone el primer paso en el desarrollo de un fármaco que pueda llegar a usarse, con todo lo largo y proceloso que supone este camino. Por eso, en Basilea han tomado una dirección diferente y se han puesto a mirar si había algún medicamento que ya estuviera aprobado y fuera seguro y que les pudiera servir para su propósito de evitar la metástasis.

En total se han analizado casi 2.500 compuestos, de los cuales sólo 36 han tenido éxito en los modelos de ratón con células tumorales de pacientes (los llamados avatares) en los que han investigado. Y tan solo seis de ellos han demostrado una eficacia a dosis bajas. Se trata de un grupo que tiene en común que inhiben la proteína que transporta el sodio y el potasio a través de las membranas celulares. La colchicina, diversos antibióticos y compuestos relacionados con la síntesis del colesterol están entre ellos.

Pero tampoco podemos ahora lanzar las campanas al vuelo. Hay un abismo entre lo que se descubre en los laboratorios y lo que después se puede aplicar en los pacientes. En este año está previsto que empiecen a realizarse los primeros ensayos clínicos con pacientes de cáncer de mama. De todas formas vamos a alegrarnos un poco al ver que el reciclaje puede servir también en la lucha contra el cáncer.

Reciclaje de medicamentos