Lo que pasa cuando papá ya no se fía

|

No nos engañemos. Nosotros no somos uno de esos países correctos, obedientes y formales hasta el extremo. Somos lo que somos y lo mismo que forma parte de nuestra cultura la siesta o el humor lo forma nuestra inclinación a saltarnos las normas. Para mantener nuestra cuota de seres humanos libres y porque nos gusta llevar la contraria, eso es así. Y, claro, después de tres semanas de confinamiento hemos dejado claro que no se puede confiar mucho en nosotros. Como sociedad, se entiende, aunque con gloriosas excepciones. Así que el Gobierno ha decidido desarrollar una aplicación para geolocalizar los teléfonos móviles y confirmar que los españoles están en la comunidad autónoma donde dicen que están. O lo que es lo mismo, que se lo van a poner difícil a los listos que se quieren ir de Semana Santa o de fin de semana a la playa o a la casa del pueblo. Avisados están.

Lo que pasa cuando papá ya no se fía