Esto es un Fitur

|

Veo en el noticiero de A3TV como un grupo de intelectuales españoles, debo decir catalanes y vascos, y personas de barrio. Comprometidas activistas todos, al fin, de la que dicen nueva conciencia, es decir, nacionalista y antisistema, viajan a Venezuela en aparato militar, que por ser público siempre es más digno que las regulares líneas aéreas, tan civiles y tan capitalistas. Fletó el avión el presidente Maduro con el fin de que participasen en un evento denominado “Encuentro de la red de intelectuales, artistas y movimientos sociales en defensa de la humanidad”.  Magnífico gesto. Reparo en que los nacionalistas abogan en lo humano por la supremacía de la raza y la sangre, y en lo económico de las regiones ricas sobre las pobres, y que los antisistema les apoyan. Veo que está la red y la defensa, pero no veo la humanidad. Porque el derecho del pueblo catalán y vasco puede ser humano pero no es un humanismo, muy al contrario, está ligado a la más rancia tradición oligárquica. Sé que esta noticita trasciende ahora por aquello de envenenar el ambiente, pero la narración no es antídoto para lo que compruebo en el comportamiento diario de unos y otros. 
Seguido dan un amplio reportaje sobre los 165 países, 9.419 empresas, 125.084 profesionales y 97.000 visitantes de un evento en defensa del turismo. Y comprendo que vivimos, no en un circo, sino en una feria con verbena que nos aboca a un eterno Fitur por utopía.
 

Esto es un Fitur