MATAR EL CENTRO

|

Parece que cada medida que se adopta por nuestro Ayuntamiento tiene como finalidad acabar con el centro de la ciudad. Ahora, a este ataque, se unen las molestias por  la  aplicación de la ordenanza del tráfico –creo posiblemente ilegal por no cumplir en su aprobación lo establecido en el Art. 49 de la Ley 7/85, de 2/04, reguladora de Bases de Régimen Local–, en una zona muy amplia –todo el Centro– y con una paleta de colores para los aparcamientos que precisará de numerosos carteles informativos para su conocimiento y observancia así como de un buen número de agentes para controlar los aparcamientos, especialmente esa novedad del “Express”, inútil a todas luces, ya que es mucho a vigilar en poco tiempo, y el anunciado coche-multa puede precisar vehículos mal aparcados pero no lo que están allí. Lo dicho: pretenden matar el centro. ¿No sería más positivo atraer población al mismo, tanto como residentes como visitantes? Esto es mejor que peatonalizar sin peatones.

MATAR EL CENTRO