CÁMARA Y EMPRESARIOS

|

Abierto el proceso, por parte de la gestora de la Cámara de Comercio de Ferrol, en su totalidad integrada por representantes de la Xunta, para la convocatoria de elecciones que impidan la desaparición de este histórico organismo, el total desinterés empresarial de la comarca ha quedado patente. Sin teléfono, en consecuencia sin internet, y muy próxima la sede cameral a verse también sin suministro eléctrico, más que difícil resulta instar a los empresarios a inscribirse –una vez sabido que la adscripción ya no es obligatoria– para reflotar la entidad. Y todo eso por no hablar de los meses que lleva la plantilla sin cobrar.

CÁMARA Y EMPRESARIOS