Finlandia

|

Según un reciente estudio de Naciones Unidas, Finlandia es el país más feliz del mundo, y entre los diez primeros, están todos los nórdicos (Suecia, Noruega y Dinamarca). Los pilares básicos para esa felicidad que viven los habitantes de estos países, especialmente en Finlandia son la igualdad y la educación. Un sistema de protección social avanzado y extendido a la población que hace que no existan grandes desigualdades entre los ciudadanos, ni por razones económicas, ni por razones de género, y un sistema educativo ejemplar, considerado el mejor del mundo y además público, hasta el punto de que en Finlandia no existen las universidades privadas. Un consolidado modelo socialdemócrata asumido incluso por los partidos de centro o centro-derecha. España, ocupa el puesto 36 en ese estudio y ha experimentado un fuerte retroceso en los últimos años. La desigualdad crece de forma exponencial, siendo el segundo país más desigual de la eurozona, sólo por detrás de Rumanía. Precarizar a la población, trabajadores, pensionistas, jóvenes es el secreto del “éxito” español de los últimos tiempos, lejos, muy lejos de la apuesta por la calidad de vida de los finlandeses. 

Finlandia