Ramón Buch y Buet

|

El pintor y fotógrafo vigués Ramón Buch y Buet residió en la ciudad de Ferrol a partir del año 1887, ejerciendo una incesante actividad profesional hasta su fallecimiento el año 1894. Nació en Vigo el año 1842, siendo hijo de Ramón Buch y de Carolina Buet, ambos oriundos del municipio catalán de La Seo de Urgell en Lérida.  Su padre perteneció al gobierno político de la ciudad viguesa, fue alcaide del Lazareto de San Simón y socio fundador  del Círculo Recreativo de Vigo. 
Ramón Buch, después de pasar parte de su juventud en la isla de San Simón, pasó más tarde a residir a la calle del Arenal en Vigo, donde comenzó su andadura profesional como pintor. Pronto coordinó este trabajo artístico con la dedicación a la fotografía desde el año 1866, una práctica que entonces era habitual entre los profesionales de su época, para de esta forma complementar sus ingresos, además de tener la oportunidad de dedicarse a la pintura de retratos, actividad en la que se especializó pronto el artista vigués. 
Como pintor fue representante del eclecticismo que estaba imperante en la pintura española a finales del siglo XIX, y además de dedicarse al retrato, Buch y Buet pintó numerosos bodegones, paisajes y escenas costumbristas, al tiempo que participaba en certámenes pictóricos de carácter regional, caso de las Exposiciones de Lugo de 1877 y de Pontevedra de 1880. También trabajó en la decoración de edificios como el Salón de Baile de la Junta de Recreo de su ciudad natal o, ya fuera de Galicia, en la decoración realizada a partir del año 1882 del recién construido Teatro Circo de la capital madrileña.  
La mayor parte de la abundante producción pictórica llevada a cabo por Ramón Buch y Buet durante su estancia en Vigo se encuentra guardada en organismos públicos como el propio Ayuntamiento de Vigo, el Museo vigués de Castrelos  o el Museo de Pontevedra, caso de los retratos de Aurelio Aguirre, Celso García de la Riega, Eduardo Chao  o Méndez Núñez, además de encontrarse otras obras en manos de coleccionistas particulares de diversos lugares de Galicia. 
Mantuvo una continua actividad en el campo de la fotografía en Vigo entre los años 1866 y 1875, primero ejerciendo su trabajo profesional de forma conjunta con su hermano Juan, y luego estableciéndose con otros socios como fueron, entre otros, Juan Rodríguez y el italiano Patricio Bocconi. Como fotógrafo, Ramón Buch fue también colaborador de la revista La Ilustración Gallega y Asturiana desde el año 1878 y más tarde de su sucesora, La Ilustración Cantábrica.
Posteriormente su actividad profesional como fotógrafo se caracterizó, como también era habitual entre los profesionales de su época, por el predominio de formato en tarjeta de visita y por la itinerancia, lo que le llevó a recorrer  diferentes localidades de Galicia, fundando gabinetes fotográficos más o menos estables en diferentes ciudades gallegas como Santiago de Compostela el año 1878, Pontevedra en la calle Michelena el año 1880 y A Coruña el año 1885. El estudio que estableció en esta última ciudad, situado en la céntrica calle de San Andrés, desapareció tres años más tarde debido a un voraz incendio. 
Ramón Buch se trasladó el año 1887 a Ferrol, donde montó un nuevo estudio fotográfico en la calle de la Iglesia, número 108, en el que a su muerte le sucedió su ayudante Braulio Martínez Prado. Ese mismo año 1887 fue nombrado profesor de la Escuela de Artes y Oficios de Ferrol, encargándose como titular de la cátedra de Modelado, Talla y Vaciado, y posteriormente impartió clases de Dibujo en el citado centro formativo. 
Durante su estancia en Ferrol Ramón Buch retomó con mayor intensidad su labor pictórica, realizando como obras más conocidas la decoración mural de los salones del primer edificio del Casino Ferrolano y los retratos al óleo de Dionisio Sánchez de Aguilera el año 1889, un cuadro conservado en el Hospital General, y de Ramón Plá, marqués de Amboage, el año 1894, obra guardada en la Fundación Amboage. Al decir de los críticos sus retratos se distinguen por su exactitud y escrupulosidad, evidenciando un claro sentido fotográfico y predominando en los mismos una gama cromática de colores fríos.
Como escultor Ramón Buch realizó en nuestra ciudad el busto de mármol de Dionisio Sánchez de Aguilera el año 1893, situado en los jardines de la plazuela del antiguo Hospital  de Caridad, en principio coronando una fuente y hoy colocado sobre un alto pedestal centrando los jardines. Ese mismo año se presentó también al concurso para realizar la estatua en bronce del marqués de Amboage, junto con otros escultores como Ricardo Padrós, Eduardo de la Vega y Eugenio Duque, siendo elegido en esta ocasión el proyecto de este último.  
Ramón Buch y Buet falleció en Ferrol el 10 de Febrero de 1894, como consta en el Tomo 62 del Registro Civil ferrolano. Salvo algunas menciones a sus trabajos en Ferrol en sus respectivos trabajos por parte de Pedro J. González, Esperanza Piñeiro y Andrés Gómez, la mayor parte de las noticias sobre su vida han sido tomadas de la biografía publicada el año 2003 por Cristina Echave y Reyes Camiña en la revista El Museo de Pontevedra. l
 

Ramón Buch y Buet