Vox deja el botox

|

QUIZÁ fuese solo por incordiar, pero hubo quien en cuanto se enteró de que Carmen Lomana era candidata de Vox, disparó con bala: “Seguro que piensa que el partido se llama Botox”. Pero poco ha durado la carrera política de la fashionista, ya que no recuncará en las listas del 26-J. Siempre le quedará la opción B: sacarle partido a su relación –del tipo que fuese– con Monedero y colocarse en una candidatura de Podemos. Ahora que el dedazo morado marca tendencia, seguro que le encuentran un buen acomodo.

Vox deja el botox