La hora de la verdad

|

Ha llegado la hora de la verdad para el gobierno local de Ferrol, condicionado en 2015 por un presupuesto ajeno a sus prioridades y en buena medida agotado, como es habitual en años electorales. 
Hay que aprobar un nuevo presupuesto para 2016 y el trámite acumula cierto retraso. Además, es obligado recordar que la propuesta de presupuestos tiene que recibir, como mínimo, el apoyo de otros dos miembros de la corporación. Las miradas estarán depositadas en el BNG, que lógicamente hará valer el valor de sus votos, para exigir ciertas modificaciones en los objetivos y en las cuantías de las partidas presupuestarias.
Si no se llega a un acuerdo, quedaría prorrogado automáticamente el actual presupuesto y para financiar los objetivos del gobierno local asistiremos a numerosas solicitudes plenarias para modificaciones puntuales de crédito, el único recurso de emergencia, legal pero no deseable. 

La hora de la verdad