HUEVOS DE HORMIGÓN

|

La cosa en su sitio: el Gobierno inglés no es amigo del nuestro. Si acaso del yanqui, y un ratito de Aznar. Y sí un tocapelotas de cuidado. En el carajal de Gibraltar violan nuestro espacio marítimo, llevan, en reiteradas ocasiones, jodiendo a los pescadores españoles, venden petróleo en barcos boya y contaminan, meten submarinos atómicos, son paraíso fiscal donde blanquear y evadir pasta, y contrabandistas eternos de tabaco y otras cosas. No entraré en si Gibraltar es español, inglés, turco, o ruso; no es el tema.
El asunto es que son unos impresentables. Sólo van bien las relaciones si se les deja hacer lo que les salga de sus mismísimos; en caso contrario muestran “su preocupación” por tal o cual asunto. Pues bien; ya era hora de que también se los tocáramos nosotros. Sus turistas vienen porque les interesa; si no, que vayan a veranear a la punta de Gibraltar. O a la punta del nabo. He dicho.

 

HUEVOS DE HORMIGÓN