La pedantería del matrimonio Sánchez-Gómez

|

DICEN los castellanos –esas gentes a las que Rosalía pedía responsabilidades, porque los gallegos iban a su tierra como rosas y volvían como negros– que dos que duermen en el mismo colchón, se vuelven de la misma condición. Y no les falta razón, al menos en lo que se refiere a los actuales arrendatarios de la Moncloa. Comparten una cursilería en su manera de hablar que mete miedo. Pedro “La sonrisa” Sánchez animó a su Gobierno durante el retiro espiritual en Quintos de Mora a “impulsar una agenda potente de cambio que trascienda esta legislatura”; mientras Begoña Gómez hablaba de “un marketing de 360 grados donde convivan la multicanalidad y la segmentación”. A sus hijas les debe de dar la risa cuando les riñan soltando frases ininteligibles.

La pedantería del matrimonio Sánchez-Gómez