¿INFORMÁTICA U OBRAS?

|

No es cuestión en absoluto de despreciar el trabajo realizado por los técnicos informáticos municipales, capaces como han demostrado, sin necesidad de recurrir a ningún contrato externo, de desarrollar aplicaciones que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los vecinos de Ferrol. Pero tampoco esta es la cuestión a debate si se tiene en cuenta el todavía lamentable estado que presentan muchas vías y los problemas que generan las obras. El problema radica en solventar precisamente esto último aplicando especial celo al control de los trabajos y disponiendo de los funcionarios necesarios para minorizar los efectos. ¡Un imposible!, como se sabe en esta ciudad, en la que cualquier intención, cualquier idea, se ve frenada casi automáticamente por el rechazo, pero también, en cuanto compete a la administración municipal, por una falta de planificación –hay que decir que no solo de esta corporación– que crispa los ánimos más templados.

¿INFORMÁTICA U OBRAS?