Aeternus

|

Pero ¿no se había terminado la Plaza de España?, al menos eso se había dicho a bombo y platillo por una corporación municipal enfervorizada de gozo por finalizar unas obras que ya llevaban más de una década de armar y desarmar proyectos, pavimentos, edificios, mobiliario, arbolitos y todo lo que uno pueda imaginar que quepa en una plaza. Ahora, después del subidón concejalero, nos devuelven a la cruda realidad. Tranquilos amigos, esto es Ferrol, ¿cuándo se ha visto que aquí se termine alguna obra de forma definitiva?, ¿desde cuándo aquí no hay que rehacer, renovar, reponer, replantear y cualquier otro re- que se nos ocurra respecto de una obra pública? En fin, veamos el lado bueno, la continuación de las obras en la Plaza de España es una gran noticia, además de para algunos bolsillos, para todos los fieles espectadores de obras, que no son pocos. Para ellos va mi enhorabuena y mis deseos de que el espectáculo esté a la altura de sus expectativas.

 

Aeternus