Hasta se tambalea la solidez de la dinastía reinante en Ourense

|

Así transcurran siglos y siglos, nadie podrá arrebatar a José Luis Baltar el honor de haber fundado la primera dinastía política en la Galicia del siglo XXI. Hito que escenificó con su hijo en febrero de 2012 al transmitirle la presidencia del virreinato de Ourense. El feudo parecía asentado monolíticamente e incluso Baltar II aseguró en la recta final de la campaña que aspiraba a reforzar su mayoría y lograr más de 65 de las 92 alcaldías de la provincia. Pero la cosa se ha complicado y hasta puede que se vea obligado a pactar con Ciudadanos o ¡incluso con Democracia Ourensana! para mantenerse en el trono. ¡Alabado sea Dios! Eso sí, Manuel Baltar ya advirtió: “Non somos de decisións drásticas”. Lo que curte una infancia dura, soportando la matraca de un padre tocando el trombón a todas horas.

Hasta se tambalea la solidez de la dinastía reinante en Ourense