Lo problemas para expresarse bien y para razonar

|

XIAO Varela, responsable de la Concejalía de Paseo de Bicicletas –camina por la calle con una como quien lleva al perro a hacer sus necesidades, pero jamás se le ha visto pedaleando–, no es Demóstenes. Ni aunque se metiese una tonelada de piedras en la boca se acercaría al griego, pues su problema más que de retórica es de elocuencia. Dios no lo llamó por el arte del bien decir –realmente habría que preguntarse si lo llamó por algún arte– y él ha sido incapaz de encontrar otra fuerza de la naturaleza que supliese esa omisión divina. Posiblemente ni se ha preocupado de buscarla –si no fuese un vago, no pertenecería al núcleo duro de la Marea, nasía pa’ganá–. Y lo peor es que, como le ocurría a aquella cerveza, donde va triunfa. Acto en el que participa, acto en el que imparte una lección magistral de falta de elocuencia. Que se lo pregunten a los asistentes a la última reunión sobre el parque Ofimático. Ni los promotores y ni los cooperativistas entendieron su mensaje, así que nadie sabe si el Ayuntamiento cumplirá o no los compromisos suscritos. A ver si la falta del don de la palabra no va a ser su única carencia. FOTO: xiao varela, feliz de protegerle la espalda al alcalde | aec

Lo problemas para expresarse bien y para razonar