OFERTA PARA EL ATENEO

|

No es ni mucho menos frecuente que una empresa a la que se le debe una importante cantidad de dinero ofrezca una alternativa más que viable. Es evidente que la situación económica del Ateneo Ferrolán, acrecentada por la condena que obliga a la emblemática institución cultural a abonar casi 39.000 euros a una firma de transportes y almacenaje, determina en buena parte la decisión de la compañía de buscar una alternativa que satisfaga a ambas partes. Esta circunstancia no le resta ni empaque ni generosidad a la firma, que de paso ofrece así una alternativa más que viable para que el Ateneo disponga de una moratoria de un año para abonar el pago a cambio únicamente de que algunas de las obras de su patrimonio se constituyan en aval de dicho acuerdo. Mucho más difícil parece en cualquier caso que el Concello de Ferrol asuma tal deuda en virtud de un acuerdo verbal con la entidad por el que se comprometía a satisfacer los gastos del traslado y almacenamiento temporal de las posesiones del Ateneo en tanto durasen las obras de rehabilitación del edificio de la calle Magdalena. Difícil porque, aun denunciándolo ante los tribunales, la inexistencia de un documento que corrobore dicho compromiso convierte casi en inviable una determinación judicial positiva para el Ateneo Ferrolán. Algo que no excluye, sin embargo, otra de carácter político –la más esperada– que ponga fin a tanto entuerto y a tanta descalificación mutua.

OFERTA PARA EL ATENEO