Fittipaldi empuja el coche de Alonso

|

SER un fittipaldi no es lo mismo que ser Fittipaldi. Ser un fittipaldi supone ser un macarrila que conduce un coche tuneado con el tubo de escape estruendoso. Ser Fittipaldi supone haber sido piloto de carreras, eso sí, casi, casi allá por los tiempos del troncomóvil. Fittipaldo, el genuino, nació, además en Brasil, donde la santería tiene mucho tirón, así que hay que dar cierto crédito a sus predicciones. El caso es que le ha dado por proclamar que Alonso tiene talento para ser otra vez campeón del mundo. Pues a ver si corre el nuevo McLaren, porque se supone que ya estará harto de hacer de coche escoba.

Fittipaldi empuja el coche de Alonso