Capullos floridos

|

Del mismo modo que comienza la precampaña electoral, la preprimavera ha venido y nadie sabe como ha sido. Da gusto ver los rosales abriendo sus capullos, a los camelios llenos de capullos, y como el gusano de la seda se encapulla para su crisálida. La vida parece estar llena de capullos. Sin saber por qué, reparo en que Casado florece criticando el libro de Sánchez –Manual de Resistencia–, con una energía digna de mejor causa, hasta casi llegar al éxtasis. Quizá se debe, como me asegura una persona próxima a él, a que Casado estaba preparando un libro titulado “Manual de Inasistencia”, recogiendo vicisitudes de su “master fantasma” (cursado en la URJC a distancia, según dicen algunos), que debido a la publicación previa del de Sánchez, se ha malogrado. Creo que esto no es más que una capullada de alguien, interesado en ridiculizar al más floreciente del PP, hoy en decadencia. Claro que, tratándose de Casado, cualquier cosa podría ser. Incluso que pacte con Ribera, y otro todavía más facha.

Capullos floridos