Los jueces

|

Con motivo del cuarenta aniversario del golpe de estado en Chile, los jueces de esta nación han pedido públicamente perdón por omisiones impropias de su función, es decir, no tanto por lo que hicieron sino por lo que no hicieron, al dar vía libre para las actividades represivas que incluían asesinatos y desapariciones de detenidos.
Con la llegada de la Democracia, los jueces chilenos han abierto aproximadamente  mil procesos contra la dictadura y han dictado unas setecientas condenas.
¿No deberían nuestros jueces imitarles y solicitar perdón a las víctimas por su colaboración con la dictadura  a través del Tribunal del Orden Público, por amparar las torturas de la Brigada Político Social o por aplicar de manera abusiva leyes contra los derechos humanos?
Tal vez todavía haya demasiada endogamia en la judicatura española, demasiado espíritu de cuerpo.

 

Los jueces