Una ladrones muy educados

|


LOS acusados de asaltar El Tritón, el mayor club de alterne de Lugo y sus alrededores, reconocieron sus culpas ante el juez. Admitieron también que habían atado a la encargada de la limpieza. “Nos asustó. Nos sorprendimos al verla, nos quedamos paralizados y no sabíamos que hacer. La atamos, pero fue muy suave”, declaró uno de los dos procesados. ¡Qué majos! Solo faltó que su abogado exigiese que la mujer se disculpase por haber sorprendido a sus defendidos.

Una ladrones muy educados