Ferreiro y los trienios de los ediles del PSOE

|

Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, está a punto de poder ejercer el derecho que le concedieron los coruñeses el día 26 de mayo: que su retrato figure en la galería de exalcaldes. No lucirá tan elegante como Paco Vázquez, el coruñesismo hecho hombre, pues no podrá posar con el uniforme de gala de embajador, pero malo será que no aparezca un abajo firmante hábil con los pinceles que lo pinte aparentando prestancia. Tal vez con birrete –de juez o de profesor, de lo que él prefiera– y toga –también de juez o de profesor, de lo que él prefiera–; han sido solo cuatro años los que ha permanecido en María Pita, pero como si hubiesen sido cuatro siglos –hay coruñeses a quienes se le han hecho más largos que cuatro milenios–. Los mareantes siempre han tenido problemas con la medida del tiempo –cuando decían “de manera inminente” ya se sabía que como poco pasarían seis meses–, pero la última perla del regidor en funciones confirma la gravedad de su desfase cronológico; Ferreiro ha lamentado el problema que supone la falta de experiencia de los nuevos concejales socialistas... A lo mejor aún nos quiere hacer creer que cuando la xente do común llegó a María Pita ya acumulaba trienios y trienios..., pero si para algún edil era su primera experiencia “laboral”.

Ferreiro y los trienios de los ediles del PSOE