Aprender de los errores cometidos

|

da miedo pensar en lo que ha sucedido en Italia con el viaducto de Génova. Y lo da porque, en el fondo, todo el mundo piensa que una catástrofe de esas dimensiones se puede producir en cualquier momento en cualquier viaducto español. Al fin y al cabo, lo que sucedió en el Marisquiño es, salvando las distancias y, sobre todo, las víctimas mortales, lo mismo: dos administraciones que no se ponen de acuerdo sobre la titularidad de una pasarela por lo que ninguna de las dos las revisa. Ambos siniestros tienen que servir para que la seguridad de los ciudadanos se tome un poco más en serio por parte de las administraciones.

Aprender de los errores cometidos