La Santísima Dualidad en coproducción hispano-catalana

|

El bloqueiro Paco Jorquera –pronúnciese Llorquera si se utiliza el decir de los telediarios espanhois–y la comunista Yolanda “la Yoli” Díaz profetizaron en su día –semanas antes de las últimas elecciones autonómicas– el advenimiento de la Santísima Dualidad: “La lista de unidad serán dos” y acertaron en su vaticinio. El Beneguai concurrió a los comicios por un lado y En Marea, originariamente un espacio multicultural hispano-galaico y ahora sabe Dios qué, lo hizo por otro. Carmen Calvo, aquella intrépida socialista a la que ZP llegó a confiar el Ministerio de Cultura y a la que recuperó Pedro “La sonrisa” Sánchez para la primera línea política, pues vivía un retiro espiritual en Andalucía, engendró la versión 2.0 de la Santísima Dualidad y proclamó que no era lo mismo el Sánchez presidente del Gobierno que el Sánchez que estaba en la oposición. Ahora ha ido un poco más lejos –¿3.0, 4.0?– y ha señalado que el relator no es un mediador, sino simplemente un tipo que sentará a la mesa de diálogo a escuchar... Qué complicadas son estas cosas de la bipolaridad y qué ridículo hacen la vicepresidenta y su jefe.

La Santísima Dualidad en coproducción hispano-catalana