Ascienden a 400 las querellas por la gestión de las residencias

Una de las familiares de víctimas de residencias en la Comunidad de Madrid | ep
|

Familiares de personas mayores agrupadas bajo la plataforma Marea de Residencias presentaron o tramitan 400 querellas contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, el consejero de Justicia, Enrique López, y directores de centros por la gestión realizada durante la pandemia.


Ayer se citó a los 26 querellantes en el Juzgado de Instrucción número 39 de Madrid, de los que acudieron 19 para ratificar sus escritos en los que acusan a los altos cargos de la Comunidad de Madrid y a los directores de residencias de homicidio imprudente, trato vejatorio, prevaricación y denegación de auxilio.


“Queremos que se haga justicia. Queremos que se investiguen las responsabilidades tanto a nivel de residencias como a nivel de administración”, manifestó Carmen López, miembro de Marea, quien anunció que en los próximos días se van a presentar más querellas en otros partidos judiciales de la Comunidad, hasta hacer un total de 400.


De ellas, 200 están ya siendo investigadas y otras 200 están a la espera de serlo pues es “un proceso muy lento”.


Otra de las demandantes, María Jesús Galero, relató ante los medios el calvario que sufrió con su padre, que falleció en marzo en la residencia DomusVi de Usera, en la calle del Cristo de la Victoria, porque -según la querella- le negaron al médico del centro su traslado en ambulancia al Hospital Doce de Octubre. “Al tercer día falleció”, apuntó.


Por ello, Galero quiere que, además de que se haga justicia, se explique cómo se han muerto tantos ancianos. “Tiene que haber una responsabilidad de esta barbarie”, concluyó.


Concha Quirós, otra querellante, subrayó que lo que deberían hacer los responsables es “salir de rodillas y pedir perdón” por todo el daño causado, ya que por culpa de ellos, afirma, perdió a su madre. Además, criticó que, en su día, el consejero de Sanidad la bloquease de Twitter al manifestar su descontento.


Ayuso se defiende

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid lamentó “que se organicen querellas constantemente” e insistió en que el Gobierno regional hizo “lo que pudo” en las residencias de mayores para frenar el coronavirus con las herramientas y la información de las que disponía.


“No podemos más que solidarizarnos y sentir cada vez que se muere una sola persona en Madrid sea en una residencia, sea en su casa, sea en un hospital. Esta pandemia vino como todo el mundo sabe con gran fuerza, como un tsunami, sobre todo en la primera parte y Madrid como el resto de las comunidades hizo lo que pudo”, declaró.


Sobre la responsabilidad penal de Ayuso, los denunciantes sostienen que la pandemia “no fue abordada (en un principio) por la Comunidad de Madrid, que tiene plenas competencias en Sanidad y en el control de las residencias de personas mayores”.


Así, los querellantes exponen que “el núcleo de la acción delictiva, que radica en haber omitido acciones tendentes a evitar la propagación del virus en la residencias de ancianos, e incluso habiéndose producido más de 1.000 decesos (cuando se redactó) no se adopta medida alguna omitiendo así los querellados cumplimiento del deber de socorrer a los residentes que es evidente que dada la propagación del contagio en las residencias se encontraban en peligro manifiesto y grave”.


Por otro lado, el Juzgado de Instrucción número 50 de Madrid interrogará este viernes en calidad de investigada a la directora de una residencia pública por la muerte de una paciente el 27 de marzo por Covid después de que no fuera derivada a un hospital.

Ascienden a 400 las querellas por la gestión de las residencias